Cómo reciclar tus muebles antiguos

Reciclar un mueble antiguo es una decisión muy acertada y más fácil de lo que piensas. El vintage está de moda y, si quieres que tu interiorismo sea auténtico, disponer un de un mueble antiguo le dará muchos puntos extras al estilo de tu casa o negocio de alta decoración.

Para reciclar un mueble antiguo de alta decoración necesitas:

  • Un mueble viejo que no se esté cayendo a trozos. En ese caso, es mejor recurrir a la restauración de profesionales (aprovechamos para decirte que nosotros también nos dedicamos a ello).
  • Una lija dura para muebles. Elige una de buena calidad y ten en cuenta las provisiones extras, ya que tendrás que lijar todo el mueble.
  • Un pincel que sea de cerdas suaves.
  • Barniz y/o pintura.
  • Más pinceles.
  • Herramientas para fijar cualquier retoque que haga falta.
  • Elementos decorativos. Un mueble por sí sólo muchas veces necesita un toque de aire fresco.
  • Un espacio único y exclusivo para tu "nuevo" mueble.

consola-antigua-vintage

aparador-oro-antiguo-vintage

mesa-auxiliar-vintage

mesa-auxiliar-redonda-antigua-vintage

pasos-restauracion

Antes de comenzar, encuentra un lugar espacioso y tranquilo, ropa cómoda de trabajo y oculta con sábanas viejas o papel de periódico el suelo y otros elementos que no quieras ensuciar. Por supuesto, no olvides de relajarte, de ponerte buena música de fondo y disfrutar de la artesanía...

Lo primero de todo es coger las herramientas y reparar el mueble si tiene daños. Después, estos son los pasos para reciclar tu mueble antiguo de alta decoración:

1- Limpia el mueble con un trapo para quitar cualquier partícula de polvo.

2- Lija todos los rincones del mueble. De esta manera, los poros se abren y el barniz y la pintura se fijan mejor al material, evitando que salte la pintura a posteriori.

3- Con un pincel suave, quita los restos después de lijar.

4- Una vez preparado todo, llega el momento de darle color y textura. Si es madera, barniza la superficie. Si, por el contrario has decidido darle color, incluso te has atrevido a realizar algún dibujo, prepara los pinceles y deja libre tu imaginación. Recuerda de darle primero una mano, dejar que se seque y darle otra después.

5- Dejar que el mueble se seque y encuentra un rincón perfecto para lucirlo.

6- Es el momento de confiar en tu inspiración y elegir qué objetos decorativos van a adornar tu nuevo mueble vintage 🙂

Y ahora... ¡a presumir de manitas artísticas! 

Related Post